IMAGINO MI BARRIO

“El progreso de mi barrio” es el afiche que resultó del trabajo unido de mi familia y algunos vecinos de la calle. La actividad nos permitió compartir un momento agradable, de risas, concentración y trabajo duro. Lo primero que hicimos fue discutir sobre cómo sería el afiche, qué iba a tener contenido y cómo íbamos a representar nuestros deseos de cómo queríamos nuestro barrio. Deliberamos varias ideas hasta que nos decidimos por dibujar la calle y el campo donde vamos a jugar en ciertas ocasiones mis amigos y yo.

En el trabajo estuvimos mi mamá, mi primo, y tres vecinos de la calle. Duramos alrededor de dos días realizando el afiche. El primer día estuvimos pensando la idea ya que no sabíamos muy bien lo que íbamos a realizar. Fue así como en la noche llegó mi vecino Carlos y me dijo lo siguiente:

  • Santi, ya sé qué podemos poner. Dibujamos la calle y el caño que están sucios y llenos de basura. Y por otro lado dibujamos todo limpio, con sus canecas, con los espacios verdes, como debería ser. ¿Qué te parece? – Me preguntó Carlos.
  • Pues yo creo que está bien. ¿Tú qué piensas ma? – Le pregunté a mi madre.
  • Esa es una buena idea hijo, mañana comenzamos manos a la obra – Respondió ella.
  • Ahhh, y se me ocurrió algo también. Ponemos el campo que está también sucio y desértico y lo ponemos verde, lleno de árboles y con bancas para uno sentarse, algo más bonito – Aporté esa idea, a lo que ellos estuvieron de acuerdo.

    Al día siguiente buscamos la cartulina, los lápices, colores y marcadores para representar la idea. Al poner manos a la obra pude aprender a dibujar ciertas cosas que antes no sabía y también me estuvieron enseñando como colorear mejor. Para las palabras del título sí necesité ayuda porque no sabía hacerlas, así que solo me limité a contemplar cómo las realizaban.

    La experiencia fue muy agradable, sirvió para compartir y aprender juntos. El afiche representa en contraste dos situaciones completamente diferentes. Una en donde la calle está sucia y llena de basura, de igual forma el caño y el campo también lo que le da un aspecto desolador. Y del otro lado está la situación ideal que sería tener la calle bien limpia, ordenada, con árboles y espacios verdes, al igual que el caño y el campo que tiene bancas para sentarse y un espacio agradable para poder jugar con mis amigos.

    Ese es el entorno sostenible que debería tener mi barrio y la comunidad debe esforzarse para lograrlo algún día.

Zonas verdes limpias, espacios de bienestar

La experiencia vivida en la realización de nuestro afiche nos llevó como familia a reflexionar de la situación actual por la que atraviesa nuestra comunidad y el medio ambiente, una comunidad que representa lo urbano acompañado de naturaleza ambas necesarias para el desarrollo de las personas, también nos reafirmó que cuando actuamos en beneficio de estas zonas sembrado de plantas, regados, limpieza y mantenimiento en general) somos los principales beneficiado.

Es importante que cada barrio cuente con zonas que permitan el esparcimiento y contacto directo hombre-naturaleza, esto con el fin de que las personas puedan realizar actividades físicas recreativas y disfruten de ellas, pero lamentablemente no podemos gozar de estos espacios verdes porque muchos de los habitantes han optado por coger estos espacios como basureros satelital, teniendo como consecuencia la propagación de roedores, enfermedades, deterioro y contaminación del espacio, además que inseguridad, puesto que son lugares en los que jóvenes de especial atención lo utilizan para el consumo de sustancias alucinógenas y cometer actos violentos que agreden la integridad de las personas.

Por otro lado podemos decir que estas zonas pueden ser recuperadas, realizando campañas que ayuden a crear conciencia a la comunidad e invitándolos a conocer cada una de las consecuencias que generan el botar basuras en espacios no autorizado, enseñando que nuestro planeta está sufriendo a causa de la contaminación ambiental y que la realización de estas malas prácticas nos perjudican a todos especialmente a nuestro planeta.

Cuando hablamos de bienestar no solo nos referimos al espacio físico, que este en óptimas condiciones sino también todas aquellas acciones que generan bien a los individuos, satisfacción y conformidad permitiendo gozar de salud, estado de ánimo y calidad de vida. Por eso es importante mantener cada espacio limpio, y tomar iniciativa enseñando a los niños a cuidar de medio ambiente y crear en ellos un sentido de pertenecía aludiendo al sembrado y cuido de plantas evitando que estos lugares desaparezcan y los niños no puedan gozar de la naturaleza.

¡Te invitamos a cuidar el medio ambiente, es nuestro presente, pero también nuestro futuro…!

Lo urbano en casa

Con la ayuda de mis padres y hermano logre realizar un proyecto ambiental donde quiero mostrar lo positivo y lo negativo de mi barrio. Yo amo mi barrio por es el lugar donde vivo y me gustaría darle una mejor vista ya que en algunas partes lo estamos dañando con basuras, grafitis y destrucción de sitios culturales.

De lo positivo de mi barrio destaco que tiene parques, bibliotecas, centro asistencial, supermercados, tiendas grandes, centros culturales entre otros. Pero hay un vacío porque contamos con todas estas cosas pero no podemos aprovecharlos al máximo porque muchas de estas están destruidas, porque hay mucha violencia.
Mi sueño seria tener un parque bonito para que los niños puedan jugar y recrearse llenos de columpios, toboganes, canchas deportivas en buenas condiciones y sobre todo libre de violencia. En estos momentos mi barrio se encuentra así.

Y así es mi barrio Actual y en el futuro quiero que sea limpio y los habitantes tomen conciencia y la cuiden.
En mi proyecto muestro quiero mostrar la realidad de cómo sería mi barrio cambiando la realidad. Por eso lo llamo lo urbano en casa ambiente.

MI BARRIO

En mi afiche quiero mostrar como no valoramos lo hermoso y beneficioso que nos brinda la naturaleza a nuestro alrededor muchas veces maltratamos (animales como aves perros y gatos) y cortamos arboles sin pensar en ellos.

Con esta propuesta se estaría dando un uso productivo a dicho terreno en pro del bienestar de los niños, jóvenes e incluso toda la familia, además de desarrollar un nuevo pulmón natural para toda la comunidad.

Esperando que nuestros sueños se hagan realidad se despiden, Hermanas Lossada Fernández

Juntos todo se puede

esta zona del Caño Juan Angola se recuperó gracias a la unión y trabajo conjunto de toda la comunidad. Aquí se muestra el antes y el después…disfrutamos de esta hermosa vista y de la vida que allí hay.

IMAGINO MI BARRIO

Ciudad de Bicentenario es una ciudad inclusiva planificada y sostenible que gira en torno a las personas y respeta el medio ambiente. Es un macro proyecto realizado gracias a la alianza entre la Fundación Santo Domingo, el Ministerio de Vivienda y la Alcaldía de Cartagena, por lo que cuenta con viviendas de interés social para familias reubicadas, desplazados de la violencia y reinsertados.

Esta urbanización cuenta con un módulo único de intervención que articula el desarrollo urbano, el equipamiento constructivo de dos colegios: Gabriel García Márquez y USTA, un Centro de Salud, una Biblioteca, dos Centros de Desarrollo Infantil y un parque recreo deportivo, este último en muy malas condiciones y un poco alejado para el acceso de toda la comunidad.

Hoy nos imaginamos nuestro barrio con un Parque Recreacional y Deportivo que cuente con diversas instalaciones para el esparcimiento en familia y la práctica de diferentes actividades deportivas, con áreas verdes que nos inviten a compartir y disfrutar del aire libre, pero sobre todo el respeto del ambiente, proponiendo el rescate de un terreno desocupado que muchos niños limpian por su cuenta para poder jugar. Dicho terreno se encuentra ubicado frente a la Manzana #71.

Con esta propuesta se estaría dando un uso productivo a dicho terreno en pro del bienestar de los niños, jóvenes e incluso toda la familia, además de desarrollar un nuevo pulmón natural para toda la comunidad.

Esperando que nuestros sueños se hagan realidad se despiden, Hermanas Lossada Fernández